Gran golpe contra las ambiciones de la Franja y la Ruta de China

Acuerdo entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos puede dar un golpe contra las ambiciones de la Franja y la Ruta de China. El histórico acuerdo de paz entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos (UAE) con el actual Gobierno de USA como mediador tiende a enfocarse en Turquía e Irán, al considerarlos grandes perdedores. Aunque en realidad fueron los que más se quejaron.

China, aunque su queja ha sido más modesta pudiera ser otra gran perdedor por sus ambiciones de la ruta de la seda. El gran temor que pudiera tener China es de que UAE pudiera demostrar que Israel es un mejor socio comercial para el desarrollo de infraestructura, con pocas condiciones. La UAE es actualmente un socio del BRI que es una estrategia de desarrollo de infraestructura global adoptada por el gobierno chino. Israel del acuerdo.

China dio oficialmente la bienvenida al acuerdo con Israel como un medio para aumentar la “paz y estabilidad regionales”, pero el panorama geopolítico cambiante en el Medio Oriente podría conducir a una reducción de la demanda de la industria china y la influencia del Partido Comunista Chino que la acompaña. Beijing tiene apuestas muy fuertes sobre los actores más inestables y poco pacíficos del Medio Oriente. China está buscando una gran parte de la reconstrucción de Siria en la posguerra, está trabajando en una asociación importante con Irán y está buscando llevar a Turquía más firmemente a su órbita.

Cada parte insatisfecha enumerada en los análisis del acuerdo entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos es un espacio en la mesa de juego del Medio Oriente donde China tiene muchas fichas. Un ejemplo típico de Thomas Friedman en el New York Times calificó el acuerdo como un “terremoto” y enumeró a los “grandes perdedores geopolíticos” como “Irán y todos sus representantes: Hezbolá, las milicias iraquíes, el presidente sirio Bashar al-Assad, Hamas, Yihad islámica, los hutíes en Yemen y Turquía “. Esa es también una lista bastante concisa de los grandes clientes actuales y potenciales de Oriente Medio de China:

China también está tratando de hacer un gran esfuerzo en Irak, que podría transformarse fundamentalmente por la disminución de la influencia iraní y un realineamiento de los estados musulmanes sunitas hacia Israel. El último y espantoso desastre de Oriente Medio, la explosión que devastó Beirut, podría presentar oportunidades para la expansión de la Franja y la Ruta. Pero este acuerdo está justo en la cara de Irán. El mensaje tácito es: “Ahora tenemos a Israel de nuestro lado, así que no te metas con nosotros”. El gran daño que Israel infligió a Irán a través de una aparente guerra cibernética en los últimos meses puede incluso haber dado a los Emiratos Árabes Unidos más espacio para respirar para hacer este trato.

Pero hay otro mensaje, más profundo, más psicológico. Estos fueron los Emiratos Árabes Unidos diciéndoles a los iraníes y a todos sus representantes: realmente hay dos coaliciones en la región hoy en día: los que quieren que el futuro entierre el pasado y los que quieren que el pasado siga enterrando el futuro.

Related posts

Leave a Comment