A pesar de todo una empresa negra de equipajes de viaje está creciendo

EbbyRane

Viajeros de todo el mundo frecuentemente se encuentra con un equipaje para viaje poco adecuado, sobre todo las mujeres que suelen viajar por cuestiones de negocios o de trabajo. Tener bolsas y maletas acordes a las herramienta de viaje adecuadas que se necesitan para empacar y desempacar, es realmente un desafío.

Sonja Salmon una empresaria vivió esas frustraciones de primera mano mientras recorría el mundo en busca de trabajo, desde su base de operaciones en Toronto hasta Bermuda, Londres, Hong Kong y Suiza.

Cambió su trabajo diario como ejecutiva financiera de alto vuelo para comenzar Ebby Rane, una línea de equipaje de lujo que lleva el nombre de sus dos abuelos, quienes eran empresarios en Jamaica.

Cuenta la empresaria en una entrevista que estuvo viajando tanto que literalmente vivía con su maleta, por lo que llego a notar lo poco atractivo, no practico de su equipaje. ¿Se preguntaba que cómo podía ser que no pudiera encontrar nada refinado y pulido? Mucho menos femenino. Sus amistades solían decirle desconocer, razón por la cual solían llevar equipaje negro. Tuvo la idea de que ella podría ser la solución, pero dicho pensamiento solo ocurrió por un momento.

Alguien cercano celebraba su cumpleaños en Nasasu, Bahama y le había dicho que llevara lo mejor de ella. Cuenta que tenia todas las cosas sobre la cama, sus zapatos de tacón de Prada que le habían costado mucho dineroy todas aquellas cosas comenzó a meterlas en una bolsa Ziploc que alguien habría usado y entonces pensó. ¿No creo que esté ocurriendo esto, tienen que haber una mejor forma?

Ese mismo fin de semana esbozo el concepto y el plan de negocios parar la solución a ese problema, a pesar de no tener experiencia en ese tema.

Pensé, ¿cuál sería la lista de deseos? Como si me quitara todas las limitaciones, y muchas veces en mi carrera, así es como traté de pensar. Las restricciones reducen automáticamente lo que cree que son sus opciones y elecciones. Pero en un lienzo en blanco absoluto, ¿cuál sería mi lista de deseos de lo que querría en el equipaje? Quería un California Closet sobre ruedas y quería un lugar para todo lo que llevo: ropa de gimnasia, trajes de baño mojados, maquillaje.

Luego llevé mi idea muy rudimentaria a la ciudad de Nueva York y tuve un grupo de enfoque. Había unas 10 o 12 mujeres profesionales, todas en una sala de juntas. Hice construir un prototipo de madera contrachapada, que casi me avergüenza admitir.

Le dije: “Imagínese si de la misma manera que ha considerado cuidadosamente su gabardina, sus zapatos, su bolso como un accesorio para su apariencia general, su equipaje sería así. Imagínese si pudiéramos tener un lugar para todo, por la forma en que las mujeres piensan acerca de empacar las cosas que son importantes para nosotras “. Y lo refinamos ese día. Recuerdo que salí ese día y todas esas mujeres dijeron: “Somos tus primeros clientes”. Fue entonces cuando supe que tenía algo.

Related posts

Leave a Comment