El cristianismo no es una religión europea


El cristianismo tiene sus orígenes en el judaísmo y fue fundada por Jesús de Nazaret, también conocido como Cristo y/o Mesías. Cristo es una traducción del término hebreo Mesías (מָשִׁיחַ) que significa Ungido.

El propósito original del cristianismo era y es predicar las buenas nuevas de los preparativos y cumplimientos del plan y pacto de Dios con los israelitas mediante un salvador, a través del cual todos los habitantes de la tierra tendrían la oportunidad de redimirse y llegar a formar parte en el hipotético nuevo mundo perfecto que Dios está preparando. Poco se escucha sobre los orígenes verdaderos del pueblo de Israel antes de su llegada a Egipto.

Es importante recalcar que el pueblo de Israel también conocido como hebreos data diferencias con algunos judíos actuales. Existe infinidades de incongruencias sobre quiénes son los descendientes verdaderos del pueblo de Israel. Fue y es algo muy común a través de la historia de la humanidad, que pueblos y naciones invasoras tomaran para sí todas aquellas cosas buenas e interesantes que pueblos y naciones conquistadas tenían como suya. De ahí que no casualmente fueran los romanos quienes luego de crucificar a Cristo tomaran para si algo que no les pertencia.

La Iglesia cristiana originaria termino por diferentes razones en una sola congregación y está a su vez termino separada en dos vertientes religiosas. La Iglesia Ortodoxa y la casualmente como su nombre quizás confirme lo planteado en el anterior párrafo, la Iglesia Católica Apostólica Romana. No por gusto subrayo con énfasis la palabra Romana. Precisamente fueron los romanos quienes crucificaron a Cristo junto con algunos judíos.

Toda esta reflexión sobre hechos históricos unida a la cristianización de Europa ha culminado con el error creyente de algunas personas, de que el cristianismo es una religión europea, cuando no es así. Los europeos profesaban diferentes religiones y deidades. Los griegos antes del mestizaje posterior (existe diferencias abismales entre los griegos anteriores y los actuales) creían en Zeus, Poseidón Hades y muchos otros ídolos.

Los nórdicos cuyos descendientes se encuentras en los Países Bajos, Alemania, Gran Bretaña, Rusia y otras regiones más del norte de Europa, también profesaban sus propias deidades antes de convertirse al cristianismo. Adoraban a Thor, Balder, Valí, entre muchos otros ídolos. Así sucesivamente hasta llegar a todos los pueblos más pequeños de todas las regiones de Europa occidental, del este y de Europa oriental.

En la actualidad incluso algunos judíos han comenzado a desmentir el origen del pueblo de Israel. Desde el Cáucaso hasta Europa occidental se rifan quienes eran o son descendientes verdaderos del pueblo de Israel. Otros escritos y estudios dan fe que muchos de los judíos de occidente en realidad eran pueblos y naciones que posteriormente se convirtieron al judaísmo, pero no eran descendientes directos de la Tribu de Israel. Sin embargo casi o nada se habla del continente africano y su conexión con el pueblo judío.

Analicemos, un pueblo el de Israel, termina formado por doce tribus descendientes de Jacob, a su vez descendiente de Isaac, a su vez descendientes de Abrahán. De todos ellos debe salir un descendiente que será el Mesías. Los judíos actuales aún siguen esperando al Mesías ya que no creían ni creen que cristo era el Mesías. Por su parte los cristianos divididos en diferentes iglesias y congregaciones y el islam que igualmente procede de los orígenes del judaísmo.

Basta con estudiar y analizar las escrituras y hechos históricos y actuales para saber que el origen real del pueblo de Israel al igual que de toda la humanidad tal como han confirmado historiadores, estudiosos del ADN y la genética humana, así como arqueólogos fue y es en el continente africano.

Toda esa falacia de un cristo blanco y rubio ha sido desmentida con bases científicas e históricas. El pueblo de Israel vagó durante años a través del desierto, desiertos existentes en el continente africano incluso en la actualidad. Hasta que toparon con Egipto, la más grande civilización de su época en el mundo y territorio que pertenece a África. Según la Biblia, estos terminan cautivos de los egipcios, hasta que logran escapar y continuar su camino hacia la tierra prometida, Jerusalén.

En 1984 EE.UU. e Israel conjuntamente crearon el plan Operación Moisés, que consistía en repatriar a los judíos negros procedentes de África hacia Jerusalén. Aunque la mayor parte de los judíos en África radica en Somalia, Etiopias y otros países de África oriental, es conocido la existencia de judíos en mayor o menor proporción en demás países del continente africano.

La religión judía al igual que la cristiana tienen la misión y obligación de predicar la existencia de Dios y su plan para recuperar la perfección.

La importancia no está en quienes son o no la descendencia verdadera de Israel, si no en quienes formarán parte en el maravilloso plan que Dios esta preparando para los hombres y mujeres de buen corazón, sean estos blancos, negros, amarillos, rojos, de Europa, de África, del continente americano, de Asia y/o de cualquier otra parte del mundo. A pesar del pecado original y de nuestro pecado constante de generación en generación Dios JHVH tiene un maravilloso y gran plan para todos nosotros. Depende de nosotros estar o no en ese maravilloso y precioso plan, comenzar a cambiar y ser hombres y mujeres de buen corazón y nobleza es el primer paso.

Tanto sufrimiento y tanto andar sin llegar a nada concreto más que a la muerte, es lo que logra el hombre y la mujer al alejarse de Dios. No importa todo lo que logres, todo sera en vano y existe una razón. Es el resultado de alejarse de Dios.

Jeremías 10:23 Bien sé yo, oh Jhvh, que al hombre terrestre no le pertenece su camino. No pertenece al hombre que está andando siquiera dirigir su paso.


 



En 1984 EE.UU. e Israel prepararon y llevaron a cabo la Operación Moises, que consistía en repatriar a los judíos negros desde Africa hacia Jerusalem. Estos judíos tenían escritos y guardaban mandamientos que ni los supuestos judíos actuales de occidente habían continuado guardando.



El sufrimiento del pueblo Afro ha sido un sufrimiento increíble. Existe una razón por tal sufrimiento, pero la misericordia de Dios te espera con grandeza y bendición, a ti como hombre o mujer de buen corazón y a todos los humanos de buen corazón a través de ti y tu descendencia.

Jeremías 17:4 Y perderás la heredad que yo te di, y te haré servir a tus enemigos en tierra que no conociste; porque fuego habéis encendido en mi furor, que para siempre arderá.


Deuteronomio 28:45 Y vendrán sobre ti todas estas maldiciones, y te perseguirán, y te alcanzarán hasta que perezcas; por cuanto no habrás atendido a la voz de JHVH tu Dios, para guardar sus mandamientos y sus estatutos, que él te mandó.

Joel 3:2 reuniré a todas las naciones, y las haré descender al valle de Josafat, y allí entraré en juicio con ellas a causa de mi pueblo, y de Israel mi heredad, a quien ellas esparcieron entre las naciones, y repartieron mi tierra.

Joel 3:6,7 y vendisteis los hijos de Judá y los hijos de Jerusalén a los hijos de los griegos, para alejarlos de su tierra. Miren, voy a despertarlos del lugar al cual ustedes los han vendido y ciertamente pagaré el trato de ustedes sobre sus propias cabezas.

Apocalipsis 2:9 Yo conozco tus obras, y tu tribulación, y tu pobreza (pero tú eres rico), y la blasfemia de los que se dicen ser judíos, y no lo son, sino sinagoga de Satanás.



Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario