Una de las primeras mujeres en crear su propia fortuna en EE.UU.

EE.UU. En una época en la que las mujeres y afroamericanos eran considerados ciudadanos de segunda y tercera clase, Sarah Breedlove se convirtió en un ejemplo de que todo es posible. 


Breedlove derribó todas las barreras sociales, para ser conocida como una de las primeras mujeres afroamericanas emprendedoras en crear su propia fortuna, tras desarrollar una exitosa línea de artículos de belleza y tratamientos para el cabello; pero no fue fácil.
Mejor conocida en Estados Unidos como Madam C.J. Walker, nació en Louisiana el 23 de diciembre de 1867. Fue la primera de su familia en nacer libre, luego de la Proclamación de Emancipación. 

A la edad de siete años, Breedlove quedó huérfana y tuvo que irse a vivir con su hermana mayor en Mississippi, donde trabajó en los campos de algodón. Para escapar de los abusos de su cuñado, a los 14 años, la joven decidió casarse con Moses McWilliams. 
Dos años después del nacimiento de su única hija A'Lelia, el esposo de Breedlove falleció, por lo que se tuvo que mudar a St. Louis, cerca de sus hermanos, quienes se dedicaban a la barbería.

Se dedicó a trabajar lavando ropa para mantener a su hija y pagar su educación, además de ocasionalmente asistir a clases nocturnas.

Cuando usaba la tabla para lavar y miraba mis brazos metidos entre las burbujas, me decía a mí misma: ¿Qué vas a hacer cuando estés vieja y tu espalda esté adolorida, quién te va a cuidar?", comentó alguna ocasión Madam C.J. Walker en una entrevista al New York Times.
Como muchas mujeres de la época, sufrió la caída de su cabello debido principalmente a una dieta deficiente, estrés y hábitos de higiene. 

Al buscar una solución a su problema capilar, se encontró con una oportunidad de trabajo con otra emprendedora llamada Annie Turnbo Malone, para vender una línea de productos para el cabello de afroamericanas.

Mientras trabajaba con Malone, adaptó los conocimientos que aprendió en la barbería de sus hermanos y comenzó a desarrollar productos para ella misma. Se mudó a Denver, Colorado, donde se casó con Charles Joseph (J.C.) Walker, un vendedor de publicidad en periódicos, quien le sugirió que se cambiara el nombre a Madam C. J. Walker.

En una época en que aún no se desarrollaba un mercado para el cuidado del cabello, Madam Walker se atrevió a ser pionera en la industria y comenzó a posicionar sus productos caseros en el mercado.

Con ayuda de su esposo en la publicidad y la calidad de los productos, Breedlove dedicó gran parte de los primeros años del siglo XX a viajar por Estados Unidos para venderlos. En 1908 fue capaz de abrir su fábrica y una escuela de belleza en Pittsburgh.
Se dedicó a entrenar vendedores, conocidos como "Agentes Walker"para distribuir sus productos alrededor del país, y en 1913, se expandió al Caribe y América Latina.

Madam Walker falleció en 1919 a los 51 años de edad, siendo la única propietaria de su compañía, la cual en ese entonces valía un millón de dólares. Adicionalmente, ella tenía una fortuna de 700,000 dólares, que actualmente equivaldría a 13 millones de dólares. Una gran suma para las primeras décadas del siglo XX.

Para el momento de su muerte, Madam C.J. Walker era conocida como la mujer afroamericana más rica en Estados Unidos y la primera en crear su propia fortuna que en total era de dos millones de dólares, que de acuerdo con el sitio Celebrity Net Worth, actualmente equivaldría a 37 millones de dólares actuales.

A'Lelia heredó la compañía y continuó con el legado de su madre, cuyos productos siguen comercializándose en Estados Unidos; además de las obras filantrópicas por las que también sigue siendo reconocida.

La lección
De acuerdo con la familia de Madam Walker, ella consideraba que las claves de su éxito fueron tenacidad, perseverancia y fe en ella misma; además de productos de calidad y una forma honesta de hacer negocios. 

"No hay un camino de flores para el éxito, y si es que existe yo no lo encontré; si logré algo en mi vida fue porque tuve la voluntad de trabajar duro", dicen que respondió en alguna ocasión a emprendedores que le preguntaron sus secretos.

Dinero en Imagen

Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario