La Roca, uno de los más pagados

EE.UU. El actor Dwayne Johnson conocido como La Roca, es uno de los actores mejor pagado actualmente en Hollywood.


Dwayne culpo a su padre de su precaria vida: el luchador Rocky Johnson había dado bandazos profesionales que llevaron a la familia al desahucio cuando Dwayne tenía 14 años. Sin embargo, en ese momento de desesperación, Dwayne tuvo que recurrir a su padre para que le llevase de vuelta a casa tras ser rechazado por la liga profesional. Durante el trayecto, Dwayne abrió su cartera. Tenía siete dólares (unos seis euros). Eran todos sus ahorros.

Tras tocar fondo, a Dwayne Johnson no le quedó más remedio, como a tantos otros chavales, que ponerse a trabajar con su padre. Claro que el señor Johnson no regentaba un taller mecánico. Dwayne se curtió como luchador con la misma disciplina que hoy le ha hecho una estrella. "Luchaba por 40 dólares la noche [unos 45 euros] y comía gofres tres veces al día, peleando en mercadillos los fines de semana, en ferias, en convenciones de coches o en graneros. 

Me rajaba la cabeza con cuchillas de afeitar [lo hacen para que la gente vea sangre: es parte del espectáculo]. Y nunca me pregunté a mí mismo si me lo merecía o si era un hombre de verdad", declaro a la edición estadounidense de Esquire.

Dwayne se había criado entre luchadores, levantándose a las 6 de la mañana desde los 5 años y aprendiendo que no debía comer por placer sino por nutrición. Su abuelo, el samoano Peter Maivia, ya había sido una estrella de la lucha. Dwayne se convertiría en el primer competidor de lucha libre de tercera generación. Su primer nombre artístico, Rocky Maivia, es un homenaje a sus dos predecesores.

En lo más alto de su carrera como luchador apareció en su primera película. El regreso de la momia (Stephen Sommers, 2001) abría con las aventuras del Rey Escorpión. 

El éxito de este prólogo dio lugar a su propia película, El rey escorpión(Chuck Russell, 2002), con la que batió el primero de sus récords: su sueldo de cinco millones de euros es el más alto recibido jamás por un protagonista debutante. Pero ahí no fue donde arrancó su lucrativo estrellato. Johnson se pasó varios años intentando demostrar que podía ser un actor de verdad, hizo caso a su agente y perdió peso.

Al sentir que se estaba alejando de su esencia, recayó en una tercera depresión que culminó en divorcio. Tras protagonizar Rompedientes(Michael Lembeck, 2010), una comedia infantil en la que interpretaba al hada de los dientes (la versión yanqui del ratoncito pérez), Dwayne decidió que estaba harto de intentar ser un actor versátil, volvió al gimnasio y despidió a su agente. Aquella decisión fue una de las más difíciles de su vida. Su agente era uno de sus mejores amigos. Pero ahí es donde comienza la leyenda.

Como yo era hijo único, cuando tenía nueve o diez años, para entretenerme, mi madre ponía una de esas viejas videocámaras y la dejaba grabando por horas y horas. Y ahí era donde yo practicaba los diálogos de mis películas favoritas, que en ese entonces eran "Rocky II", "Rocky III", "Indiana Jones y el arca perdida".

Actualmente el actor está casado con la cantante Lauren Hashian y tienen una hija y su última producción es Ballers, una serie de HBO que ha iniciado su segunda temporada.
En la imagen arriba, Johnson sus padres, su esposa e hija.

Algunos apuntes tomados del País.es


Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario